MAMA QUE PUEDE CAMBIAR LA HISTORIA.

Tags

,

Éxodo 1:1-2:10.

Permítanme un poco de historia.

Éxodo 1:6-12 “6Y murió José, y todos sus hermanos, y toda aquella generación. 7Y los hijos de Israel fructificaron y se multiplicaron, y fueron aumentados y fortalecidos en extremo, y se llenó de ellos la tierra. 8Entretanto, se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José; y dijo a su pueblo: 9He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros. 10Ahora, pues, seamos sabios para con él, para que no se multiplique, y acontezca que viniendo guerra, él también se una a nuestros enemigos y pelee contra nosotros, y se vaya de la tierra. 11Entonces pusieron sobre ellos comisarios de tributos que los molestasen con sus cargas; y edificaron para Faraón las ciudades de almacenaje, Pitón y Ramesés. 12Pero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían, de manera que los egipcios temían a los hijos de Israel”

– Una ciudad de almacenaje, es aquella donde el gobierno central guardaba en depósitos o almacenes provisiones diversas, a menudo impuestos pagados con especies como cereales, aceites, vinos, etc., también armas para la protección de las fronteras, y otras provisiones más. Una de las ciudades era Ramesés, nombre puesto en honor de Ramesés II  quien gobernó entre los años 1290 y 1224 AC.

– Con este pasaje bíblico y más o menos ubicado la fecha, podemos decir cómo fue la vida para el pueblo de Dios, hace aproximadamente 3500 años. Comparemos si fue mejor o peor que la nuestra.

(1) Odiados por los egipcios, porque numéricamente eran más. V.10 “Seamos sabios para con él, para que no se multiplique”

(2) Con el propósito de desaparecerlos, fueron obligados a trabajos muy duros y forzados. V.13 “Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza”

(3) Primera conclusión: Esta lucha por sobrevivir, y la esclavitud a la que fueron expuestos, no les quedaba fuerza para congregarse y adorar a Dios.

(4) En aquellos días no se tenía ningún respeto por la vida humana. V.16 “Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva” V.22 “Echad al rio a todo hijo que nazca” Bueno, al menos, en ese tiempo eran menos malos que hoy, ahora se dan leyes que permiten matar a los hijos antes de nacer, de cualquier sexo.

– Hubo solo una persona que se negó a rendirse, salvando así al pueblo de Dios, fue una dama, una mamá que expuso su propia vida, para salvar así a su hijo. Números 26:59 “La mujer de Amram  se llamó Jocabed, hija de Levi, que le nació a Levi en Egipto; esta dio a luz de Amram a Aarón y a Moisés, y a María su hermana”. Jocabed significa, Jehová es gloria. Éxodo 2:1-10 “1Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, 2la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses. 3Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río. 4Y una hermana suya se puso a lo lejos, para ver lo que le acontecería. 5Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase. 6Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste. 7Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño? 8Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño, 9a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió. 10Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, la cual lo prohijó, y le puso por nombre Moisés, diciendo: Porque de las aguas lo saqué”

¡Que peor oportunidad para salir embarazada! Ahora a criar a tres y viviendo en esclavitud y al recién nacido criarlo a escondidas. La vida de esta criaturita depende de ella, no tiene ninguna otra oportunidad de sobrevivencia.

No sé si es por la agitada vida de los esclavos, pero ella solita hizo todo el trabajo de rescate. V.3 “Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomo una arquilla de junco y la calafateó con asfalto y brea, y coloco en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del rio”

Odio, homicidio, persecución, leyes para matar a los recién nacidos, hombres y mujeres actuando sin razonamiento; allí mamá crió a sus hijos. Se necesita de coraje y tomarse de la mano de Dios; Jocabed lo hizo y fue determinante, se paró muy firmes contra las huestes del mal. Hebreos 11:23 “Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres por tres meses, porque le vieron niño hermosos, y no temieron el decreto del rey”

¿Qué niño no es hermoso para sus padres? El asunto está en no tener miedo a leyes que van contra la ley de Dios. Ya en el Nuevo Testamento, nuestro Señor Jesucristo, dijo en San Mateo 10:28 “Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar”

Mamá salvó a su hijo de la muerte física, también de la muerte espiritual. Ese niño fue educado en el mejor colegio del país, el faraón pagó todos sus gastos, le enseñaron de leyes y dioses paganos; pero crecido dijo “no, mi mamá me enseñó cosas mejores” Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo, no se apartara de el” Gracias mamá, el medio no te importó, tú te tomaste de la mano de Dios y eso enseñaste a tus hijos.

La historia pudo haber sido otra.

Dios te bendiga ricamente.

Advertisements

DULCE, TIERNA, MUY VALIOSA.

Tags

,

Salmos 128: 1-4.

V.1 “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos”

V.4 “He aquí que así será bendecido el hombre que teme a Jehová”

Cuando el temor a Dios es el principal dominante en nuestros corazones, la Palabra del Señor nos está diciendo que así, y sólo así, seremos bienaventurados, bendecidos; personas verdaderamente felices. De cualquier cultura, educación, pobreza o riqueza; si usted anda en los caminos de Dios, dice el V.2 “Bienaventurado serás y te irá bien” Te ira bien mientras vivas, pero lo mejor de todo, te ira bien para la eternidad. Por supuesto que siempre habrá batallas que superar, pero bienaventurado serás y te irá bien.

V.3a “Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa”

Tu mujer: la esposa, la mamá. Es muy interesante que este pasaje de las Escrituras compare a esta dama con “una vid que lleva fruto”; no con una enredadera que solo sirve de adorno… antes de destacar algunos de los aspectos importantes de esta SEÑORA, quiero dejarles una pregunta, ¿Qué tan temeroso es usted de Dios? Porque uno de los resultados de andar en los caminos de Dios, es que EL nos bendecirá con una dama excelente: una novia, una esposa, una mamá.

La vid es un árbol realmente bello, pero también débil y tierno que a menudo necesita de un apoyo; le construimos, a sus lados, columnas que serán su casa, se adhiere a ellos y corre y da frutos muy agradables. ¡Que hermosa expresión de Dios para resaltar a esta dama, esposa y muchas veces mamá! Es una persona dulce y tierna, pero al mismo tiempo equipado con la fuerza humana más poderosa, capaz de soportar todo, toda la casa está llena de su amor, trae bendiciones para su familia.

Algo más de la vid, es el único árbol que puede ser plantado dentro de la casa, al crecer sale por un agujero o por alguna ventana en busca de sol y aire, pero la raíz queda dentro de la casa. Así es mamá, mujer virtuosa, su raíz está dentro de la casa, no se aleja y si tiene que salir es para traer bendiciones al hogar.

“Así será bendecido el hombre que teme a Dios” Un hogar así es solo una bendición de Dios, puedo afirmar que un hogar feliz es aquel que se construye en el cielo. Algunas veces Dios ha optado no darles hijos, pero igual, son una bendición, pero si los tienen V.3b “Tus hijos como planta de olivo alrededor de tu mesa”

Una planta de olivo siempre esta erguido, sus hojas no caen nunca, ni en tiempos de gran calor ni en tiempos de grandes tempestades; y si es presionado fuertemente brota aceite. Su aceite siempre está por encima de cualquier otro líquido, nunca se mezcla con ellos; así “tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa”. Gracias Dios, gracias mamá.

Proverbios 19:14 “La casa y las riquezas son herencia de los padres; mas de Jehová la mujer prudente”

¡Señoritas, honren a Dios y a sus padres para que cuando sean madres sean un regalo de Dios para el futuro esposo e hijos que Dios quiera darles!

¡Señoritos, honren a Dios y a sus padres para que Dios les conceda como herencia una esposa prudente, mamá de los hijos que Dios quiera darles!

Sus padres pueden dejarles muchas riquezas terrenas, pero es de Dios darles una ayuda idónea.

¡Feliz Día, mamás!

ENTONCES ENSEÑARE TUS CAMINOS.

Tags

,

Salmos 51: 7-13.

Salmo es un poema, composición, o canto cuyo propósito es alabar a Dios. Este Salmo 51 lo escribe David después que el profeta Natán le hizo ver lo horrible de su pecado. El rey en total arrepentimiento hace una petición:

Salmos 51:1-2 “1Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. 2Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado”

El pecado no solo nos contamina, también nos aleja de la comunión con Dios; aunque pequemos a escondidas de familiares o amigos, siempre será hecho ante los ojos de Dios; por tal motivo, pecar es un desprecio a la justicia de Dios.

Este Salmo es en realidad, la oración de una persona realmente arrepentida.

Salmos 51:7 “Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve”

Levítico 14:1-7 “1Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 2Ésta será la ley para el leproso cuando se limpiare: Será traído al sacerdote, 3y éste saldrá fuera del campamento y lo examinará; y si ve que está sana la plaga de la lepra del leproso, 4el sacerdote mandará luego que se tomen para el que se purifica dos avecillas vivas, limpias, y madera de cedro, grana e hisopo. 5Y mandará el sacerdote matar una avecilla en un vaso de barro sobre aguas corrientes. 6Después tomará la avecilla viva, el cedro, la grana y el hisopo, y los mojará con la avecilla viva en la sangre de la avecilla muerta sobre las aguas corrientes; Y ROCIARA siete veces sobre el que se purifica de la lepra, Y LE DECLARARA LIMPIO; y soltará la avecilla viva en el campo”

Éxodo 12:22 “Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estará en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estará en el lebrillo; y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana”

Hebreos 10:1a “Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas,…”

Hebreos 12:24 “a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel”

— En el Antiguo Testamento “tenemos la sombra de los bienes venideros”: rociar sangre con hisopo (1) para declarar limpio al leproso y (2) en la Pascua, donde se celebraba la liberación de los judíos de Egipto y el establecimiento de una nación por el acto redentor de Dios. Pero esa sangre rociada, Hebreos 10:1b “nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan”

— El Nuevo Testamento en ese tema declara cuál es ese bien venidero: Hebreos 12:24 “a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada” 1Juan 1:7 “la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” Nos hace limpios, perfectos, no más ceremonias anuales.

Salmos 51:10 “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí”

Ya en el v.5 ha reconocido su naturaleza corrupta heredada, su corazón impuro, de donde nacen todas sus malas acciones; ahora lo lamenta, pero reconoce que no está en él poder enmendarlo; su “espíritu inmundo” es la causa de su decadencia espiritual.

Su arrepentimiento sincero y su acercamiento a Dios lo ha hecho una nueva criatura, ahora es su oración que el Creador de todas las cosas haga en él una nueva naturaleza, “un corazón limpio y un espíritu recto”, firme e inamovible en la obediencia a Dios.

Salmos 51:11 “No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu”

También es su oración no ser expulsado de la protección de Dios (él sabe de las consecuencias por las que pasó Saúl), por donde vaya, la presencia divina esté siempre con él. “Y no quites de mi tu santo Espíritu”; aquí hay una advertencia muy clara: si Dios quita su santo Espíritu de alguno nosotros, será nuestro fin, seremos extremadamente pecadores. Por eso ora, “Señor puedes quitarme la salud, aun mi propia vida, pero te ruego, no quites de mi tu santo Espíritu, perfecciona la obra que ha comenzado usted conmigo, para no volver a pecar más”

Salmos 51:12-13 “12Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente. 13Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, Y los pecadores se convertirán a ti”

Que Tu santo Espíritu inspire mi alma a principios nobles y generosos, devuélveme el gozo que había perdido a causa del pecado, hazme persona alegre de servirte, así y solo así, quiero enseñar a los transgresores tus caminos.

Con nuestro sincero arrepentimiento, con nuestro corazón limpio, con el Espíritu Santo dirigiéndonos, y con el gozo de la salvación; enseñaremos a otros que aún están esperando hacer una decisión, a tomar el mismo camino que usted ha tomado: humillarse, confesar sus pecados, buscar a Dios y “la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado”

Todos debemos ser predicadores, Santiago 5:19-20 “19Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, 20sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados”

Felices aquellos que son instrumentos de Dios.

Dios te bendiga ricamente.

DESPRECIO A LA JUSTICIA DE DIOS.

Tags

,

Salmos 51: 1-5.

Como la mayoría de otros Salmos, este fue escrito después de una ocasión muy especial; el subtítulo dice: “Salmo de David, cuando después que se llegó a Besaba, vino a él Natán el profeta”. Antes de observar este salmo, veamos primero la historia.

1 Reyes 15:5 “Por cuanto David había hecho lo recto ante los ojos de Jehová, y de ninguna cosa que le mandase se había apartado en todos los días de su vida, salvo en lo tocante a Urías heteo”. 2 Samuel 11:2-4 “2Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 3Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquélla es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 4Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa” 2 Samuel 11:15, 17 “15Y escribió en la carta, diciendo: Poned a Urías al frente, en lo más recio de la batalla, y retiraos de él, para que sea herido y muera. 17Y saliendo luego los de la ciudad, pelearon contra Joab, y cayeron algunos del ejército de los siervos de David; y murió también Urías heteo”.

– En todos los días de su vida hizo lo recto ante los ojos de Dios; hasta que cometió pecado con la esposa de su prójimo, y también el asesinato del esposo de ella. Lo que hace más detestable a esta historia, es que por mucho tiempo escondió ese secreto y daba apariencia de ser justo. Pecó contra Betsabé y contra Urías; pecó contra su propia alma, su cuerpo y su familia; pecó contra la sociedad y contra la iglesia; y lo que lo hace más pecaminoso es que pecó ante los ojos de Dios, y comenzó a llevar una doble vida, demostrando así, un tremendo desprecio a la justicia de Dios.

Más Dios lo ama, como ama a cada uno de nosotros. Dios va a proveer los medios para que cada uno nos reconciliemos en EL. A David envió al profeta Natán. 2 Samuel 12:1-13 “1Jehová envió a Natán a David; y viniendo a él, le dijo: Había dos hombres en una ciudad, el uno rico, y el otro pobre.  2El rico tenía numerosas ovejas y vacas; 3pero el pobre no tenía más que una sola corderita, que él había comprado y criado, y que había crecido con él y con sus hijos juntamente, comiendo de su bocado y bebiendo de su vaso, y durmiendo en su seno; y la tenía como a una hija. 4Y vino uno de camino al hombre rico; y éste no quiso tomar de sus ovejas y de sus vacas, para guisar para el caminante que había venido a él, sino que tomó la oveja de aquel hombre pobre, y la preparó para aquel que había venido a él. 5Entonces se encendió el furor de David en gran manera contra aquel hombre, y dijo a Natán: Vive Jehová, que el que tal hizo es digno de muerte. 7Entonces dijo Natán a David: Tú eres aquel hombre. 9¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón. 13Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás”.

En esa circunstancia, arrepentido y reconociendo públicamente su pecado escribe el Salmo 51.

– Salmos 51:1-2 “1Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. 2Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado”.

Convencido de su pecado derrama su espíritu delante de Dios y ora pidiéndole que tenga piedad de él, conforme a su misericordia. Observemos lo siguiente, 2 Samuel 12:13 “Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás”; Dios ha perdonado su pecado, pero, ¿podrá caminar sobre el techo de su casa sin el recuerdo infeliz que desde allí vio a Betsabé? ¿Podrá irse adormir a su cama sin pensar en su inmundicia? ¿Podrá enviar un recado con alguna persona si recordar a Urías? Su pecado siempre va a estar delante de el para mortificarlo. Salmos 51:3 “Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí”.

Los actos de arrepentimiento, aunque sea a solas con el Señor; aun por los pecados que ya han sido perdonados, deben repetirse a menudo, para que al recordarlos nos mantenga humildes y armados contra la tentación.

Salmos 51:5 “He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre”.

Después de reconocer su pecado y pedir la misericordia de Dios, ahora ¿quiere exculparse por su naturaleza pecaminosa? “Mira Dios, no pude evitarlo, tú has permitido en mí una naturaleza pecaminosa”… Eso jamás lo diría un hijo de Dios.

Salmos 116:16 “Oh Jehová, ciertamente yo soy tu siervo, Siervo tuyo soy, hijo de tu sierva” Salmos 86:16 “Mírame, y ten misericordia de mí; Da tu poder a tu siervo, Y guarda al hijo de tu sierva” David habla y reconoce que su madre es una sierva de Dios, incluso, pide protección por ser hijo de ella. Ella, por gracia era hija de Dios, pero por naturaleza era hija de Eva; por tanto, tampoco estaba excluida del pecado original. Cuando David expresa: “He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre”; lo que está diciendo es “he sido culpable de adulterio, he sido culpable de asesinato, tengo esa naturaleza asesina y adultera dentro de mí, por tanto, me aborrezco. Lávame de mi maldad”

No tengamos a menos la justicia de Dios. Reconozcamos nuestros pecados, acerquémonos íntegros a Dios, arrepentidos pidamos borre nuestras rebeliones, Él nos ayudara a estar preparados para cuando el enemigo quiera volver a tentarnos.

Dios te bendiga ricamente.

LO QUE DE JESUS ESTA ESCRITO.

Tags

Predicado por Joel Barajas.

San Lucas 24:43-49.

Es común encontrar personas buscando algún tipo de ayuda que les asesore en sus decisiones futuras; por ello vemos gente anhelando conocer el futuro, ganar juegos de azar tales como lotería, para ello buscan tiendas donde ya ha resultado el premio ganador alguna vez, o buscan al adivino principal de su comunidad para que les dé una idea de los acontecimientos que les esperan.

Nuestro Señor y Salvador hablo a sus discípulos de acontecimientos ciertísimos, que debían ocurrir

  1. Que padeciese. Salmos 22:14-16 “He sido derramado como aguas, y todos mis huesos se descoyuntaron; mi corazón fue como cera, derritiéndose en medio de mis entrañas. Como un tiesto se secó mi vigor, y mi lengua se pegó a mi paladar, y me he puesto en el polvo de la muerte. Porque perros me ha rodeado; me ha cercado cuadrilla de malignos; horadaron mis manos y mis pies”

Sabemos por las Sagradas Escrituras, en Éxodo 12:3 que el pueblo de Israel debía preparar un cordero para la celebración de la Pascua, la cual ordenó Jehová a través de Moisés. Este cordero debía ser sin mancha, más la Palabra de Dios nos dice que no hay uno solo que pudiera llevar esta carga, pues todos hemos alguna vez pecado. Sin embargo Dios habla a su siervo.

Isaías 53:3-9 “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca”

La Palabra de Dios nos habla claramente del Siervo de Jehová, el cual llevaría los pecados del pueblo de Dios; pueblo en el cual estamos incluidos todos los que hemos creído en Jesucristo.

  1. Que resucitase de los muertos. Salmos 16:8-10 “A Jehová he puesto siempre delante de mí;

Porque está a mi diestra, no seré conmovido. Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; Mi carne también reposará confiadamente; Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción”

Muchas personas han muerto y aun resucitado, para después morir otra vez, incluso para sacar provecho de aquellos que lograron alguna fama, se habla que en realidad no murieron y que se esconden por ahí disfrutando de una vida tranquila, alejados de las persecuciones… Pero de Jesús se habla que ha resucitado y está sentado a la diestra del Padre. ¿Para qué?

  1. Que se predicase el Evangelio para arrepentimiento y perdón de pecados. San Marcos 16:15-16 “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. 1El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”

Para que todos los que escuchen la predicación de las palabras de Jesús, y las creyeran, reciban vida eterna.

Para que les fuera abierto el entendimiento y comprendan las Escritura.

Para que sean investidos del poder de lo alto.

Y para que estos que oyen y creen sean testigos en todo el mundo.

San Juan 17:20 “Mas no ruego solamente por estos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos”

EL REY DE SION VIENE A SION.

Tags

San Mateo 21: 1-11.

Por breves minutos permítanme hablar de la Pascua, la primera y más importante celebridad histórico-religiosa del calendario judío; donde se celebra la liberación del pueblo esclavo en Egipto y el establecimiento de Israel como nación.

Levítico 23:4-5 “Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocareis a sus tiempos: En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Jehová” Éxodo 12:3 “Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia” Éxodo 12:6 “Y lo guardareis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolara toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes” Éxodo 12:11 “Es la Pascua de Jehová”

El primer mes, es el mes de Nisán. El día diez es cinco días antes del catorce, que es la Pascua. Ahora llevemos estos pensamientos a los momentos de nuestro Señor Jesucristo.

San Juan 12:1 “Seis días antes de la pascua…” Jesús es ungido en Betania. San Juan 12:12 “El día siguiente…” Cinco días antes de la pascua, donde el cordero debe ser separado y guardado para ser sacrificado en la pascua. Cristo se muestra públicamente y es separado cual cordero para el sacrificio por cada uno de nosotros. Cristo es nuestra Pascua.

Analicemos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Entra a Jerusalén para morir.

San Mateo 21:1-3 “… Jesús envió dos discípulos, diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallareis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla y traédmelos. Y si alguien os dijere algo, decid” El Señor lo necesita; y luego los enviará”

Cuando un rey llega se espera algo grande y magnifico, especialmente cuando llega a tomar posesión de su reino; pero no hay nada de eso aquí, viene manso y sentado en un asno. Por lo menos pudo haber venido cabalgando en un caballo, aunque el caballo era utilizado por los opulentos señores o para la guerra.

Jueces 5:10 “Vosotros los que cabalgáis en asnas blancas, los que presidís en juicios…” Jueces 12:14 “Este tuvo cuarenta hijos y treinta nietos, que cabalgaban en setenta asnos…” Los jueces quienes presiden los juicios y aun sus hijos y nietos viajaban en asnos; Cristo entraría así, no como un conquistador, sino como un juez que dará justa retribución para cada uno. No con ira para tomar venganza, viene con misericordia para obrar salvación.

“Desatadla y traédmela. Y si alguien os dijere algo” No en secreto o a escondidas, a la vista de su propietario y con su consentimiento.

“Decid: El Señor lo necesita; y luego lo enviará” Aquí hay una tremenda lección para la humanidad: honestidad. No tomar nada sin el consentimiento del propietario, y lo que tomamos prestado debemos regresarlo en perfecto estado y en su debido tiempo.

– San Mateo 21:5 “Decid a la hija de Sion: He aquí, tu Rey viene a ti, manso, y sentado sobre un asna”

Sion es un monte sobre el cual está Jerusalén. David trajo el arca a Sion y el monte fue sagrado desde entonces (2Samuel 6:10-12) Cuando Salomón trasladó el arca al templo, el nombre de Sion se trasladó al templo, de allí y en forma figurada se le llama Sion a la congregación de fieles.

Cristo es el Rey de la Iglesia, su gobierno es suave y amoroso, sus leyes no están escritas con la sangre de sus súbditos, si no con su propia sangre. No vino en caballo que corre y al que algunas personas no podrán alcanzar; vino en un asno, para que quien quiera pueda seguirlo sin desanimarse. El Rey de Sion viene a Sion.

– San Mateo 21: 8-9 “Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían en el camino… diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!

¿Y dónde están los magistrados, las autoridades y gobernadores? Deben estar esperando para conducirlo al Palacio de Gobierno y en una bella ceremonia otorgarle las llaves de la ciudad, Es el Rey que viene a tomar posesión de su reinado. Aquí todo sucedió al revés: el pueblo lo aclama y las autoridades se reúnen para tramar su muerte.

Pero dejemos eso a un lado. Quienes lo aclaman ponen sus mantos para embellecer el camino, y cortan ramas como lo hacían en la fiesta de los tabernáculos, como señal de victoria, paz, y alegría. Así, quienes decimos que tenemos a Cristo como nuestro Rey, debemos postrarnos a sus pies.

Hosanna: “Oh Dios sálvanos ahora, te lo rogamos” (Salmos 118:25); más adelante llega a ser una aclamación de alabanza.

Hosanna revela dos cosas: Un ferviente deseo de salvación y un gozo de bienvenida de Cristo a nuestros corazones. Alabémosle de la mejor manera.

Que tengas un precioso día.

Dios te bendiga ricamente.

PARA MEMORIA DE ELLA.

Tags

San Mateo 26:6-13.

v.13 “Dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella”

Hebreos 6:12 “A fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas”

El pasaje de San Mateo 26:6-13 narra la historia de una mujer de Betania que unge la cabeza del Señor Jesús con un perfume de gran precio, acto que inmediatamente enoja a los discípulos de Cristo y consideran la acción de tal mujer como un desperdicio.

– Permítanme ver un poco el entorno sobre el cual surge esta historia.

San Mateo 26:1 “Cuando hubo acabado Jesús todas estas palabras, dijo a sus discípulos:”

¿Qué es lo que acaba de decirles? Permítanme resumirlo en algunos versículos.

… San Mateo 24:29-30 “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentaran todas las tribus de la tierra y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria”

… San Mateo 25:31-32 “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartara los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos”

Vienen tiempos difíciles, días de tristeza y aflicción; ahora que todavía me tienen disfrútenme. Y les anuncia que ya, “el Hijo del Hombre será entregado para ser sacrificado” (San Mateo 26:2)

Me pregunto: ¿estas personas que están muy cercas de Jesús, a quienes se les llama discípulos, están entendiendo? ¿Comprenden realmente, quién es Jesús para la humanidad? ¿Están agradecidos de su Maestro? Me parece que no.

Salmos 23:5 “Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebozando”

San Lucas 7:46-47 “No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies. Por lo cual te digo que muchas de sus pecados le son perdonados, porque amó mucho”

Volvamos a San Mateo 26; ésta dama al ungir con perfume al Señor Jesús, está expresándole su amor y respeto, mayor aun si ese perfume es de un gran precio. Por fe, ella al ungir a Cristo lo está proclamando su Rey, su Señor, su Salvador. ¿Esto puede ser considerado un desperdicio?

San Mateo 26:8 “Al ver esto, los discípulos se enojaron”

¿“Discípulos enojados” porque hay alguien que está dando su tiempo, su talento, su perfume al precioso Salvador? Ha pasado mucho tiempo, Cristo va a ser entregado para ser sacrificado, faltan dos días para la pascua ¿y se enojan porque hay alguien que sirve al Señor?

Cualquier cosa que usted dé a Cristo, aun su propia vida, no faltará quien opine que está desperdiciándola. Nuestro tiempo, nuestro servicio es olor grato para el Señor; y aunque otros se enojen o se pongan celosos; es nuestro agradecimiento a Dios.

El mundo siempre va a encontrar pretextos para acusarnos; por venir a la iglesia, por servir, por dar. Y que feo cuando el mundo está muy metido en la iglesia, como estos llamados discípulos; están mas en el mundo que aquella mujer pecadora que ahora está ungiendo al Señor. “Podía haberse vendido a gran precio, y haberse dado a los pobres” (San Mateo 26:9) Tremenda mentira. En ese mismo momento uno de los discípulos está tramando para traicionarlo. Jesús tuvo que reprenderlos.

San Mateo 26:10 “¿Por qué molestáis a esta mujer? Pues ha hecho conmigo una buena obra”

¡Que hermoso! Aunque otros sólo critiquen, Cristo reconoce. Aun más, exhorta a ser recordados como ejemplos a imitar. “También se contará lo que ésta ha hecho”, “a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas”

Estamos a pocas hora de celebrar lo llamamos “Semana Santa”, reconozcamos el inmenso amor de Cristo, su sacrificio por nosotros y vayamos a nuestras iglesias, celebremos dando lo mejor de nosotros.

Dios te bendiga ricamente.

EL FAVOR DE DIOS EN NUESTRA VIDAS.

Tags

Predicado por Joel Barajas.

Génesis 33: 1-10.Todos nos hemos encontrado en situaciones difíciles, donde necesitamos enfrentarnos con personas que son importantes en nuestras vidas, algunos son familiares, compañeros de trabajo o de carácter amistoso.

Primero debemos notar el versículo diez: “Y dijo Jacob: No, yo te ruego; si he hallado ahora gracia en tus ojos, acepta mi presente, porque he visto tu rostro, como si hubiera visto el rostro de Dios” Jacob habla del rostro de Esaú, como si obtuviera el favor que esperaba de Dios, esto es, un hermano que recibiese en paz.

Ver el rostro de alguien significa ser recibido de buena manera, de forma amistosa, y con intención de favor, aceptación y apoyo. No ver el rostro de la persona significa rechazo, enojo, no interés. Ver el rostro de una persona significa presencia, conocer su personalidad. Así cuando vemos fotografías sabemos que alguien estuvo en ese lugar, principalmente porque le reconocemos al ver su rostro en la fotografía.

– Génesis 32:3-5 “Y envió Jacob mensajeros delante de si a Esaú su hermano, a la tierra de Seir, campo de Edom. Y les mando diciendo: Así diréis a mi señor Esaú: Así dice tu siervo Jacob: Con Labán he morado, y me he detenido hasta ahora: y tengo vacas, asnos, ovejas, y siervos y siervas: y envío a decirlo a decirlo a mi señor, para hallar gracia en tus ojos”

Jacob sabía que había engañado gravemente a su hermano, por tanto el enojo de Esaú era justificado. Prudentemente Jacob envió mensajeros a decirle que después de tanto tiempo finalmente está a punto de verlo, y que no desea tomar nada de él; sino encontrar paz y armonía. Quiere saber si su hermano está dispuesto a recibirlo y evitar así confrontaciones que no ayudan y no exponer a su familia a ningún riesgo.

– Génesis 33:3 “Y el pasó delante de ellos y se inclinó a tierra siete veces, hasta que llegó su hermano” Como señal de rendición y mansedumbre, reconociendo que no busca confrontación, que está dispuesto a dialogar y aceptar responsabilidad de sus actos.

San Mateo 11:29-30 “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” Que importante humillarnos delante de las personas para buscar el perdón de aquellos con quien tenemos diferencias. Jacob se humilla públicamente para encontrar la reconciliación.

– Génesis 33:4 “Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazo, y se echó sobre su cuello, y le beso; y lloraron” Finalmente Jacob se encuentra con su hermano; él sabe que su comportamiento en el pasado ha sido engañoso, sin embargo es recibido por un hombre que no se interesa por las cosas del pasado. El corazón vengativo que Jacob esperaba encontrar, es movido a misericordia. Solo Dios puede cambiar el rencor y la ira; y el deseo de venganza, nuestro Salvador lo convierte en un corazón suave.

Recordemos en la Biblia aquel padre cuyo hijo se va a malgastar su herencia, y cuando todo lo ha perdido recuerda que en casa de su padre puede ser recibido.

En el Antiguo Testamento cuando el pueblo de Israel desobedecía la ley, buscaba el perdón de Dios mediante ofrendas y rituales; eso hizo Jacob como señal de respeto e intento de ganar perdón. Así hoy, cuando nos disgustamos con una persona, le enviamos algún presente como señal de rendición y que necesitamos perdón.

La Palabra de Dios nos instruye que si traemos una ofrenda a Dios, y sabemos que nuestro hermano tiene algo contra nosotros, dejemos a un lado nuestra ofrenda, arreglemos cuentas, y luego traigamos nuestras ofrendas a Dios.

Pero lo más importante lo dice Jacob a Esaú, “he visto tu rostro, como si hubiera visto el rostro de Dios” Muchas vece intentamos que presentes y ofrendas, que Dios no mire que somos personas dignas de su favor. Incluso hacemos buenas obras y caridad, creyendo que haciendo todo esto, que Dios nos tiene que ver… Pero nada de esto le interesa a Dios. Dios solo lo hara cuando aceptemos su favor de gracia.

Efesios 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios”

El favor principal que todo hombre puede tener de Dios, es recibir al Señor Jesús como su Salvador Personal. Cuando tienes a Jesucristo en tu corazón, todo lo que hagas para Dios en obediencia, será bien visto en los cielos.

 

A LOS SANTOS Y FIELES.

Tags

Colosenses 1: 1-14.

El Apóstol Pablo dirige ésta epístola a un grupo muy selecto de personas: Colosenses 1:2 “A los santos y fieles hermanos en Cristo que están en Colosas: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”

Permítanme revisar algunos de los versículos que dirigió a los hermanos Efesios.

1:4 “Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él”

2:10 “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales preparo de antemano para que anduviésemos en ellas”

4:1 “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis digno de vuestra vocación con que fuisteis llamados”

5:27 “A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”

= Ser cristiano es vivir una vida en Cristo. Esto implica una serie de decisiones; la primera es aceptar a Cristo como nuestro Señor y Salvador, donde somos declarados santos y recibimos el llamado a tener una vida de santidad, para ello ser fiel es un requisito muy significativo; Apocalipsis 2:10 “Se fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de vida” Fidelidad no es entusiasmo o declaración sincera. Fidelidad es creer, tener confianza en las promesas de Dios, y no apartarse de ellas para nada. Fidelidad es obediencia y perseverancia.

Colosenses 1:4 “Habiendo oído de vuestra fe en Cristo Jesús, y el amor que tenéis a todos los santos” v.9a “Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros…”

Que hermoso, el testimonio que somos personas santas y fieles y que en medio de todos reina el amor, comience a divulgarse. Cada uno somos el resultado de la decisión que hemos hecho, y para la eternidad vamos a tener la recompensa de la decisión que estamos haciendo hoy. Según el v.10 es necesario “que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo”; por esto es la oración de este siervo de Dios.

Colosense 1:9b “no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual”

¿Y cuál es esa voluntad de Dios que todos debemos conocer y estar llenos de ella? Colosenses 1:28 “A fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre”

– Génesis 1:27 “Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creó” v.31 “Y he aquí que era bueno en gran manera”

Nos hizo conforme a su imagen, buenos en gran manera, perfectos; no muñecos de su voluntad nos dio la libertad de hacer y tomar decisiones, más a causa del pecado el ser humano se apartó de la relación con Dios. Pero esa voluntad de Dios, que seamos perfectos, no ha cambiado; y esa responsabilidad que tenemos como creación, tampoco ha cambiado. La iniciativa para que volvamos a ser perfectos la tomó Dios mismo: En Cristo Jesús seremos nuevamente perfectos, santos y fieles. La decisión es nuestra.

Somos personas creadas para agradar el corazón de Dios. La pregunta es, ¿estoy agradando a Dios habiendo aceptado a Cristo como mi Señor y Salvador, pero viviendo una vida apartada de su voluntad?

Romanos 12:1-2 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo”

La invitación es, no sentirnos cómodos con todas esas corrientes modernas, muchas de las cuales nos alejan de Dios. En toda circunstancia debemos buscar agradar a Dios. Sé que no es fácil, pero progresivamente, el Espíritu Santo, hará morir esos deseos carnales que tanto daño hacen a nuestra relación con Dios. La decisión que tomemos en este momento, nos va a permitir conocer más de Dios y al final recibir la recompensa de todo este sacrificio santo.

Colosenses 1:10 “Para que andéis como es digno del Señor. Agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios”

Dos cosas suceden cuando nuestras vidas agradan a Dios: (1) Llevamos fruto, San Juan 15:5 “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. (2) Crecemos en el conocimiento de Dios.

Dios te bendiga ricamente.

Tags

UN CORAZON SABIO.

Salmos 90.

Este Salmo es una oración hecha por Moisés, posiblemente en los últimos años de su vida. El conoció muy bien el poder de Dios, pero también conoció muy bien la rebelión del pueblo de Israel. Oh, todo lo que sucedió y vio cuando sacó a su pueblo de Egipto. Dios protegiéndolos, guiándolos, alimentándolos y muchísimas cosas más; y el pueblo en lugar de esperar la bendición final, queja y más queja contra Moisés y contra Dios, exigiendo que mejor los regrese a Egipto, diciendo que allí, donde eran mal tratados , ofendidos y violado sus voluntades, estaban mejor que con la dirección de Dios y de Moisés. Por supuesto, que todo esto originó que las bendiciones que Dios tenía reservada para ellos, fuesen retenidas.

– Dios no ha cambiado. Nuestra rebeldía va a retener la bendición que EL tiene para nuestra vida. EL ha decretado que solamente en Cristo hay perdón, salvación, y vida eterna; nuestra rebeldía nos va a quitar estas bendiciones.

Permítanme observar algunas peticiones de su oración.

= Salmos 90:12 “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría”

Nuestras vidas, realmente son muy cortas, dicen los versos cinco y seis que en cualquier momento “los arrebatas como un torrente de agua (pasa inmediatamente y no vuelve más); son como sueño (como un cerrar y abrir de ojos), como la hierba que crece en la mañana. En la mañana florece y crece; a la tarde es cortada, y se seca”. Así de cortas, pero al mismo tiempo suficiente para decidir y ver lo que estamos haciendo con ellas.

Vivimos en constante incertidumbre de vida, muerte y eternidad, aquí la oración es “enséñanos a contar nuestros días, de tal manera que traigamos al corazón sabiduría”, para cuidarla con mucha preocupación, de tal modo que nuestro corazón este inclinado a obedecerle. Ser temerosos de Dios es ser sabios; y eso es lo que debemos siempre pedir al Señor; enséñanos de tal manera que traigamos al corazón sabiduría.

= Salmos 90:13 “Vuélvete, oh Jehová; ¿hasta cuándo? Y aplácate para con tus siervos”

La rebelión, además, produce la ira de Dios, EL promulgó que ese pueblo rebelde debe morir en el desierto. Dios no cambia, lo mismo es aplicable para nosotros hoy en día. Sin embargo, este versículo me hace saber que hay arrepentimiento y suplica; “¿hasta cuándo Señor? Quítanos tu ira”; y cuando esto hacemos, Dios en su inmenso amor está dispuesto cambiar su decisión de enviarnos al castigo eterno. En la época de Moisés, Dios, como muestra que ya no los va a dejar morir en sus aflicciones, les dio leyes para que cumplan y vivan una vida bendecida. Ten piedad de nosotros, oh Dios. Hoy nos muestra Su misericordia, dándonos a nuestro Señor Jesucristo.

– Hebreos 12:9-10­­ “Tuvimos a nuestros padres terrenales… y aquellos por ciertos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste (nuestro Señor Jesucristo) para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad”

Cuando el niño no quiere comer, mamá le dice: ‘si no comes todo, no saldrás a jugar’. Le retiene su bendición al rebelde; así lo mismo para las tareas de la escuela o si no quiere arreglar su cama; nuestros padres por ciertos días nos disciplinaban como a ellos les parecía; pero Dios, todo el tiempo nos disciplina para que vivamos en su santidad.

Dios no ha cambiado. Si hoy estas sintiendo su mano dura, piensa. Él quiere que estemos participando de Su santidad. Nosotros decidimos que queremos.

Mientras tanto, yo quiero, “enséñame de tal modo a contar mis días, que traiga a mi corazón sabiduría”

Dios te bendiga ricamente.