¿QUIEN ERES TU?

Tags

Predicado por Joel Barajas.

Genesis 27:30-36 Y aconteció, luego que Isaac acabó de bendecir a Jacob, y apenas había salido Jacob de delante de Isaac su padre, que Esaú su hermano volvió de cazar. 31E hizo él también guisados, y trajo a su padre, y le dijo: Levántese mi padre, y coma de la caza de su hijo, para que me bendiga. 32Entonces Isaac su padre le dijo: ¿Quién eres tú? Y él le dijo: Yo soy tu hijo, tu primogénito, Esaú. 33Y se estremeció Isaac grandemente, y dijo: ¿Quién es el que vino aquí, que trajo caza, y me dio, y comí de todo antes que tú vinieses? Yo le bendije, y será bendito. 34Cuando Esaú oyó las palabras de su padre, clamó con una muy grande y muy amarga exclamación, y le dijo: Bendíceme también a mí, padre mío. 35Y él dijo: Vino tu hermano con engaño, y tomó tu bendición. 36Y Esaú respondió: Bien llamaron su nombre Jacob, pues ya me ha suplantado dos veces: se apoderó de mi primogenitura, y he aquí ahora ha tomado mi bendición. Y dijo: ¿No has guardado bendición para mí?

 

 

¿Quién eres tú? Esta pregunta que Isaac le hace a su hijo Esaú es propia de la vejes de Isaac, sus ojos se han obscurecido, y ya no puede ver, Isaac necesita valerse de mas de uno de sus sentidos para identificar a sus hijos, y apenas unos instantes antes, Jacob, entro con engaños a suplantar a su hermano Esaú, y de esta forma recibir la bendición que por orden de Dios le corresponde al primogénito.

Lo que Jacob ha olvidado es que el no necesita por así decirlo, de esta bendición, el ya es bendito de Jehová desde antes de nacer

Genesis 25:21-23 21Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer. 22Y los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová; 23y le respondió Jehová:

Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor.

Erradamente Jacob guiado incluso por su madre, intenta buscar una bendición que en realidad ya le pertenece, la cual no tiene necesidad de primogenitura, sino de las promesas de Dios, verá, cuando Dios hace un pacto con los grandes patriarcas, no lo hace en base a su orden de nacimiento, Dios lo hace en base a su amor, a su misericordia, y no mira nada en el hombre que le pueda interesar.

Así pues, la idea de Jacob para obtener con trampas lo que no es suyo, le traerá consecuencias muy graves, para comenzar la ira de su hermano mayor, Esaú se siente burlado, traicionado y despojado, y guiado por estas emociones lo único que puede pensar es en vengarse, y nublada su razón ante estos sentimientos, Esaú, ahora planea dar muerte a su hermano Jacob.

Genesis 27:41 Y aborreció Esaú a Jacob por la bendición con que su padre le había bendecido, y dijo en su corazón: Llegarán los días del luto de mi padre, y yo mataré a mi hermano Jacob.

Por su parte Rebeca, ve ahora su error, de nada le sirve la primogenitura robada al hijo mayor, de nada sirve la bendición que busco para Jacob, ahora se verá privada de sus dos hijos.

Cuando buscamos ayudarle a Dios, lo único que hacemos es estorbar, Dios nunca necesita ayuda nuestra, lo que pide es obediencia y fe, quizá Rebeca creyó que a Dios se le había olvidado su promesa de que el mayor serviría al menor, y ahora igual que Sara, decide poner manos a la obra para asegurar la bendición de Dios.

Este error, le costara mas de 20 años de destierro a Jacob al salir huyendo de su hermano, y allá por Padan-aram se encuentra con la horma de su zapato, con uno que, a su medida, también es experto en suplantar, y que le dará algunas lecciones.

En este camino Dios comienza a darle señales a Jacob se le aparece en sueños rumbo a Harán, y le confirma en sueños que su bendición pese a su mal comportamiento le pertenece, no era necesario engañar, suplantar, sino creerle a Dios quien en su misericordia no le despoja de su promesa, pero Jacob necesita aprender su lección, por lo cual Dios no lo detiene.

 

En nuestra vida nosotros quizá hemos olvidado quienes somos para nuestro Señor y Salvador, y continuamente queremos ayudarle a bendecirnos, pero con nuestros actos lo único que logramos es estorbar, haciendo trampas, no alcanzaremos ninguna bendición sino lecciones permitidas por Dios, para corregir nuestra forma de ser.

Pues de esta manera en su huida, Jacob se encamina en busca del hermano de su madre y justo antes de llegar a casa de Laban conoce a Raquel su prima de la cual queda profundamente cautivado, y ya estando en casa al cabo de un mes, Laban conversa con Jacob acerca de su salario, por lo que acuerdan que Jacob trabajara 7 años para merecer casarse con Raquel; Aquí comenzaran los sinsabores de Jacob, quien después de los 7 años de mucho trabajo, llegado el día de la boda se ve burlado por Laban, que en lugar de entregarle a Raquel la hija menor lo engaña, y en la noche de bodas Jacob duerme con Lea la hermana mayor, y al reclamar simplemente Laban le explica, “aquí no se hace así, que primero se case la menor”, y le ofrece trabajar otros 7 años para casare ahora si  con Raquel. Lo cual comienza enemistades, porque Lea da hijos a Jacob, pero Raquel es estéril.

Así mientras Lea y Raquel Junto con sus siervas dan hijos a Jacob, este ha trabajado, pero no tiene nada propio, aquella bendición que trato de robarle a su hermano realmente no era la que el necesitaba, la bendición viene de Dios en donde estemos, como estemos, las promesas de nuestro buen Dios llegaran, si el así lo prometió,

y así ocurre, ahora Dios comenzara a bendecirle ayudándole para que el reciba del rebaño de las ovejas.

Genesis 30:30-33 30Porque poco tenías antes de mi venida, y ha crecido en gran número, y Jehová te ha bendecido con mi llegada; y ahora, ¿cuándo trabajaré también por mi propia casa? 31Y él dijo: ¿Qué te daré? Y respondió Jacob: No me des nada; si hicieres por mí esto, volveré a apacentar tus ovejas. 32Yo pasaré hoy por todo tu rebaño, poniendo aparte todas las ovejas manchadas y salpicadas de color, y todas las ovejas de color oscuro, y las manchadas y salpicadas de color entre las cabras; y esto será mi salario. 33Así responderá por mí mi honradez mañana, cuando vengas a reconocer mi salario; toda la que no fuere pintada ni manchada en las cabras, y de color oscuro entre mis ovejas, se me ha de tener como de hurto.

Finalmente, Jacob se da cuenta que no es bien visto en casa de su suegro, por lo cual le dice que después de 20 años de servicio el desea volver a su tierra.

Genesis 31:1-3 1Y oía Jacob las palabras de los hijos de Labán, que decían: Jacob ha tomado todo lo que era de nuestro padre, y de lo que era de nuestro padre ha adquirido toda esta riqueza. 2Miraba también Jacob el semblante de Labán, y veía que no era para con él como había sido antes. 3También Jehová dijo a Jacob: Vuélvete a la tierra de tus padres, y a tu parentela, y yo estaré contigo.

Jacob ha conocido el dolor que causa cuando obramos de mala fe, Jacob ha sentido en carne propia la desilusión del engaño, ahora el, también ha sido burlado de muchas maneras, incluso en su trabajo, por ello reúne a sus esposas e hijo y prefiere salir huyendo y otra vez trata de engañar. Jacob ciertamente está a punto de recibir una lección final, pues al salir huyendo su amada esposa Raquel roba, ídolos que pertenecen a Laban su padre, y este al verse engañado va en busca de Jacob hasta alcanzarlo.

 

Notemos la bendición de Dios al proteger a Jacob de la ira de laban, no es necesario engañar, no es necesario mentir, es mejor, siempre es mejor ESPERAR EN DIOS NUESTRO SALVADOR.

Así pues, cuando Laban alcanza a Jacob este le explica cómo ha trabajado.

Genesis 31:38- 42 38Estos veinte años he estado contigo; tus ovejas y tus cabras nunca abortaron, ni yo comí carnero de tus ovejas. 39Nunca te traje lo arrebatado por las fieras: yo pagaba el daño; lo hurtado así de día como de noche, a mí me lo cobrabas. 40De día me consumía el calor, y de noche la helada, y el sueño huía de mis ojos. 41Así he estado veinte años en tu casa; catorce años te serví por tus dos hijas, y seis años por tu ganado, y has cambiado mi salario diez veces. 42Si el Dios de mi padre, Dios de Abraham y temor de Isaac, no estuviera conmigo, de cierto me enviarías ahora con las manos vacías; pero Dios vio mi aflicción y el trabajo de mis manos, y te reprendió anoche.

Este tiempo de aprendizaje de Jacob no hubiera sido necesario, Dios le hubiera enviado de manera mas tranquila a encontrarse con Raquel, y no hubiera sido necesario tanto trabajo y desvelo, lo que Jacob quiso conseguir con engaños, le trajo mucho sufrimiento, el error de Rebeca al querer ayudar a Dios le dejo mucho dolor, se vio privada de la compañía y armonía de sus hijos, en definitiva obedecer a Dios aunque no entendamos sus planes es mejor, nos dejara mas satisfacciones .

Y si por alguna razón, al no comprender los planes de Dios nos sentimos confundidos busquemos ese encuentro personal con nuestro Señor y salvador y digámosle lo mismo que Jacob:

Genesis 32:24-28 24Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. 25Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. 26Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. 27Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. 28Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

 

No es necesario engañar, no es necesario mentir, lo que los hijos de Dios necesitan saber es que Dios los conoce por nombre, Dios no puede ser engañado, lo único que nos separa de Dios es el pecado cualquiera que este sea, incredulidad, desobediencia, ira, contienda, confusión, avaricia, esto hará que Dios nos pregunte, ¿Quién eres? No te conozco, Y recuerda que nadie puede robarte lo que Dios te ha dado en sus promesas, pues te amo tanto que no escatimo a su hijo.

Tu nombre es conocido de Dios, créele y cuando tengas alguna confusion, dile a nuestro buen Dios, “No te dejaré hasta que me bendigas”.

Advertisements

SED SALVOS DE ESTA PERVERSA GENERACION.

Tags

Predicado por Joel Barajas.

Hechos 2:37-42   37Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? 38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. 39Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. 40Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. 41Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. 42Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

INTRODUCCION

Cuando leemos estos pasajes de la BIBLIA, nuestra imaginación intenta dibujar los personajes en sus ropas de aquellos tiempos, atentos, e incluso podemos ver las calles en que se desarrollan estos eventos. Pero difícilmente nos vemos como parte de ese grupo de personas, difícilmente creemos que el discurso de Pedro también debería hacer eco en nuestras mentes y en nuestros corazones. Pues no es fácil que alguien venga y nos diga que lo que creemos, no esta de acuerdo con lo que Dios nos ha mandado

Todo comienza por el oír.

I.- AL OIR LAS PALABRAS DE PEDRO

La acción de oír está ligada al conocimiento, puede ser oír simplemente sonidos, o percatarse de información pertinente a nuestro interés, el oír nos ayuda a conocer nuestro derredor, nos ayuda a identificar sonidos desconocidos, pero también sonidos familiares, en este pasaje el oír está ligado al acto de atender con interés lo que se dice, está conectado a la acción de discernir y comprender el mensaje que se recibe. Dios ha usado esta palabra cuando requiere la completa atención de su pueblo

Deuteronomio 6:20 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Mateo 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

Mateo 7:26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena.

El señor Jesús comparo a aquellos que oyen su palabra y la hacen, como hombres sabios, Y, por lo contrario, aquellos que solo escuchan su palabra como un sonido más, les compara con un hombre insensato que edifica su casa en arena, la cual carece de solides como una roca, y no sirve para fundamento.

Es por ello que, cuando el pueblo reunido en aquel lugar oyó las palabras de pedro, recibieron un conocimiento tan importante que todo su ser, alma, cuerpo y espíritu se estremeció, fue tan impactante la verdad que se les informaba, que aquel mensaje abrió su entendimiento espiritual, y se conmovieron al grado de sentir dolor en su ser y se compungieron de corazón.

El mensaje escuchado les aclaro que, si en base de algún sacrificio ellos creían estar en paz con Dios, estaban equivocados, aquel mensaje lleno del Espíritu Santo les mostro que cualquier ofrenda de paz o de arrepentimiento no era bien vista ni recibida.  ¡Ellos habían despreciado a Dios!

El mensaje de pedro no era una simple oratoria para afirmarlos en el judaísmo, era un mensaje que llevaba el poder del Espíritu de Dios, el cual hacia su obra en los oyentes convenciéndoles de pecado, el mensaje que oyeron les acusaba de un horrendo crimen, se daban cuenta que eran culpables de aplicar injustamente la ley de Dios, eran culpables de condenar a muerte a aquel Jesús en quien no se halló pecado, y a quienes ellos mismos proclamaron en otro tiempo como rey,

Prefirieron por desilusión, por agradar a otros, o por alguna emoción de momento oír la opinión de hombres que son polvo al ojo de Dios, y como nación desecharon la Roca de su salvación, Crucificándole en un madero.

Así, el pecado de ellos estaba tan claro en sus mentes y comenzaba a punzar en sus corazones, que tuvieron que preguntar.  que haremos?

La respuesta era arrepentirse

II.- ARREPIENTANSE.

QUIEN PODRIA RESISTIR ESTE MENSAJE, quien que es acusado por Dios, puede decirle no, no es cierto, no tengo culpa, quien puede engañar a Dios, aquel grupo de personas se vio acusada, y buscaron un cambio, una oportunidad para encontrar el perdón de sus faltas, habían de reconocer su error, y cambiar su forma de pensar,

Arrepentirse lleva esa acción de saberse primero que nada culpable, y un deseo ferviente de ser absuelto,

El arrepentimiento lleva una convicción potente de querer cambiar los hechos, y duele al ver que casi nunca es posible, entonces surge un verdadero interés para corregir, no solo el daño causado, sino aquello en el interior de uno mismo que le llevo a actuar de esa manera, porque simplemente ha descubierto la maldad. Por ello el Apóstol pedro les dice, arrepiéntanse y bautícense en el Nombre del Señor Jesús, para que sus pecados les sean perdonados y reciban el don del Espíritu Santo.

A.-Bautícese en el nombre del Señor Jesús.

Es muy probable que la mayoría de oyentes eran de ascendencia judía o prosélitos, por ello, pedro trata de decirles que ya no son los rituales, ya no es el bautismo de Juan para arrepentimiento, ahora el perdón de pecados es en el nombre de Jesús, Ya no es necesario sacrificar animales, ya no se necesitan ofrendas de trigo, ahora el verdadero perdón de pecados es por el nombre dado a los hombres por el cual podemos ser salvos, EL BENDITO NOMBRE DE JESUS, PEDRO LES DICE HAGAN PUBLICO ESTO, BAUTICENSE Y QUE EL MUNDO SEPA QUE HAN OIDO Y CREIDO EL EVANGELIO DE SALVACION. PEDRO NO ESTA DICIENDO QUE EL BAUTISMO ES EL QUE SALVA, SINO QUE ES UNA ACCION QUE MANIFIESTA PUBLICAMENTE QUIEN ERES AHORA, AL BAUTIZARTE, HACES PUBLICO QUE PERTENECES A LA FAMILIA DE CRISTO JESUS.

B Para recibir el Espíritu Santo.

El que se arrepiente, y confiesan a Cristo Jesús como salvador, reciben el Espíritu de Dios que le transforma en una nueva criatura, ya no está solo para enfrentar el mundo de pecado, ya no está solo para afrontar las dificultades, las burlas, las tentaciones que presenta el mundo de maldad, e que se arrepiente, Ya no está solo para verse en el espejo de la palabra de Dios que le muestra su verdadero yo.

El que se arrepiente se convierte en templo y morada del Espíritu Santo, recibe la ayuda directa de Dios, recibe en el don de la regeneración, es transformado de creación, a Hijo de Dios, por voluntad de Dios Padre.

  1. A) Esta promesa no solo es para una persona, es una promesa para los que integran nuestro hogar, estén cerca o lejos.
  2. B) Es una promesa la cual Dios es quien llama, y pocos pueden resistir este llamado de salvación.

Por ello la exhortación es:

III.- SER SALVOS DE ESTA GENERACION PERVERSA.

Y la palabra de Dios habla de virtudes que guiados por el Espíritu Santo serán útiles para permanecer apartados de la maldad.

  1. A) Perseverar en la doctrina de los apóstoles.

Recordando una vez más que la mayor parte de los ahí reunidos oyendo esta exhortación eran de origen judíos o prosélito se les indica: ya no es necesario ningún ritual de los ordenados en la ley de Moisés, ahora pertenece a la familia de cristo, el cordero de Dios ha sido inmolado, ahora la ley continúa cumpliéndose, pero sin más muerte. Ahora seguirán las instrucciones de los apóstoles de Jesucristo manteniéndose firmes en estas enseñanzas.

B.- EN LA COMUNION UNOS CON OTROS, UNIDOS PUES POR LA DOCTRINA QUE LOS APOSTOLES DE JESUCRISTO DEJARON EN LOS ESCRITOS QUE LES INSPIRO EL ESPIRITU DE DIOS. AHORA SE COMPARTE:

1.- Convivir en armonía los unos con los otros basado en el conocimiento mutuo del evangelio, donde ya no hay judíos ni gentiles.

  1. Compartiendo con los menos afortunados, congregándose en la iglesia de Jesucristo, todos como iguales ante los ojos de Dios

3.- Compartiendo una misma fe. Efesios 4:5

3.- Compartiendo el compañerismo de la guía del Espíritu Santo.

4- Compartiendo el mismo trabajo de llevar las buenas de Salvación.

5- Compartiendo el Nombre de Cristo Jesús, como nuestra bandera

6.- Participando de los sufrimientos de Cristo.

Filipenses 3:7-10 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, 9y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; 10a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte.

Si alguna tribulación sufrimos por el nombre o la obra de Cristo, participamos de aquellos por lo que cristo sufrió, muriendo a nosotros mismos en la cruz de cristo, ya no haciendo nuestra voluntad, sino la voluntad de Jesús.

Otra virtud, y además mandamiento

C.- EL PARTIMIENTO DEL PAN. El pueblo de Israel ya no necesita más sacrificios De animales, ahora los que han creído saben que recuerdan y anuncian el sacrificio del Hijo de Dios para perdón de pecados, 1Corintios 11:23-

D.- PERSEVERAR EN LA ORACION.

Ya no serán más aquellas oraciones repetitivas y publicas en las calles para ser vistos, sino que de la forma que enseño el Señor Jesús

Mateo 6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

CONCLUIMOS: Sal de esta perversa generación que adora ídolos y cree en ser justo por sus obras, desechando el Sacrificio único de Cristo Jesús, DIOS TE BENDIGA.

BUEN ENTENDIMIENTO.

Tags

Salmos 111:10-112:4

Esta porción de Las Escrituras está dirigida a aquella persona que teme a Dios. Lo anima y lo califica. Dice el Salmo 112:2 “Su descendencia será poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita” El enemigo de Dios y también enemigo de nuestras almas sabe muy bien que si esta verdad corre de una generación a otra, se levantara una generación poderosa y bendecida. Por tal razón, Satanás va a buscar que manipularnos y llevarnos al fracaso; y para esto, debemos estar preparados.

– Permítanme ver la historia de un hombre de Dios que paso por todo esto:

Jeremías 20:1-2 “1El sacerdote Pasur hijo de Imer, que presidía como príncipe en la casa de Jehová, oyó a Jeremías que profetizaba estas palabras. 2Y azotó Pasur al profeta Jeremías, y lo puso en el cepo que estaba en la puerta superior de Benjamín, la cual conducía a la casa de Jehová” v.7 “cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí” v.9 “Y dije: No me acordaré más de él (de Dios), ni hablaré más en su nombre (de Dios); no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude”

Por presentar la verdad de Dios fue azotado y puesto en la cárcel, insultado y burlado.

Tenga en cuenta lo siguiente: El entregar la Palabra de Dios a otras personas, es una de las mayores bendiciones que Dios ha otorgado al mundo. Es el medio que Dios utiliza para que lleguemos a Cristo y así ser salvos. Por tanto, quienes llevan la Palabra de Dios deben merecer el mayor respeto de la población.

Pero, Satanás sabe que si logramos ganar a nuestros hijos, y nuestros hijos a sus hijos, se levantará una generación poderosa y bendecida; y eso no lo quiere. Va a poner en el corazón de aquellos por quienes venimos orando: rechazo y desinterés, y en extremo burla y maltrato; y en nosotros el desánimo.

Jeremías dijo: “Quiero dejarlo todo, no acordarme ni hablar más de Dios” Él caminó toda su vida en el Camino de Dios, obedeciendo Su Palabra. Cuando Satanás lanzó sobre el la tormenta (el desánimo), El Espíritu Santo “había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos”, fue su luz en medio de la tormenta.

Permítanme una pregunta, ¿Cómo estamos caminando? OJO, de eso depende todo.

– Regresemos a Salmos 111:10 “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos”

La verdadera sabiduría tiene su fundamento en el temor de Dios. Por tanto, si queremos comenzar a ser sabios, debemos comenzar a temer a Dios. Lo hemos dicho una y mil veces, temerle no tanto por su justo juicio, que al fin y al cabo es la recompensa que cada uno merece por lo que hace con Dios; temer de no ofender a un Ser tan maravilloso, que a pesar de todo lo que hago y soy, me sigue amando y desea darme el perdón, la salvación y la vida eterna. ¿Cómo ofender a un Ser así? Eso es sabiduría.

– “Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos”

Un gran entendimiento es el de aquellos que conocen los mandamientos de Dios y pueden hablar con prudencia de ellos; pero un buen entendimiento, es el de aquellos que conocen los mandamientos de Dios y camina en ellos, los practica.

Nuevamente recordemos a Jeremías: quiso dejarlo todo, pero había en su corazón como un fuego ardiente metido en sus huesos. No solo fue una persona de un gran entendimiento, fue una persona de un buen entendimiento. Obedeció sus instrucciones y en momentos como estos, fue su luz. Dice Salmos 112:4 “Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos”

– Finalmente, permítanme ver cómo es una persona de buen entendimiento:

Salmos 111:10 “Su loor permanece para siempre” Da loores a Dios hasta el último instante de su vida. Es un eterno agradecido de Dios, lo alaba siempre.

Salmos 112:1 “Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera”

Es bienaventurado, ¡Es feliz!, claro que sí, tiene muchas razones para ser una persona feliz.

Se deleita en gran manera, disfruta de la Palabra de Dios; por eso que se congrega, le es imposible vivir sin hacerlo.

Eso es la Iglesia.

Dios te bendiga ricamente.

NO ESTAMOS SOLOS CUANDO SUFRIMOS.

Tags

NO ESTAMOS SOLOS CUANDO SUFRIMOS.

Predicado por Joel Barajas.

1 Juan 4:8-9  “8El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 9En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él”

– Vivimos en un mundo lleno de maldad, por ello nos damos cuenta cómo en lugar de inclinarnos a hacer lo que la Palabra de Dios nos manda, que es amar, nuestros deseos se inclinan hacia el egoísmo, el orgullo y el resentimiento. Ira y contienda ocupan nuestro diario vivir y creemos tener razones justificadas para defender nuestra forma de pensar. Así que, en un mundo caído, el cual abunda en  maldad, no es raro encontrar sufrimiento, y esto, a causa del pecado.

Sería entonces interesante saber acerca del pecado:

La gran mayoría pensamos que el pecado comenzó en el Jardín del Edén, después que Adán y Eva pecaron; podríamos decir que esto es cierto en cuanto a nosotros los seres humanos; allí comenzó directamente para nosotros el pecado; sin embargo, La Biblia nos endeña, que en el Reino de los Cielos fue donde tuvo su origen el primer pecado.

Isaías 14:12-14  “12¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14sobre las alturas de las nubes subiré, Y SERE SEMEJANTE AL ALTISIMO”

Ezequiel 28:14-17  “14Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. 15PERFECTO ERAS EN TODOS TUS CAMINOS DESDE EL DIA QUE FUISTE CREADO, HASTA QUE SE HALLO EN TI MALDAD. 16A CAUSA DE LA MULTITUD DE TUS CONTRATACIONES FUISTE LLENO DE INIQUIDAD, Y PECASTE; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector 17Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti”

— Antes de continuar debemos entender que ningún hombre podría estar en la presencia de Dios allá en los cielos, y estar estar sobre la autoridad de los ángeles de Dios. Esta descripción es solamente una similitud para que podamos mirar un poco a los asuntos celestiales; así que, continuemos hablando sobre el origen del pecado.

– Dios creó un ángel, a quien Isaías llama “Lucero de la mañana”, el cual, de acuerdo a la Palabra de Dios, fue cresado perfecto, hermoso, y andaba en la cercanía de Dios; tenia autoridad sobre ángeles, tanto que el libro de Apocalipsis nos dice que en su rebelión muchos ángeles del cielo le siguieron.

— Uno se preguntaría si Dios que todo lo sabe, conocía la posible desobediencia de Lucifer antes de crearlo. ¿Por qué no lo creo obediente y sin maldad? A la verdad, la Palabra de Dios dice que Lucifer era perfecto, LLENO DE SABIDURIA, pero eligió rebelarse contra Dios. Entonces nos encontramos con este problema crucial: la libertad para amar a alguien radica en su base principal, en la libertad que este tenga para hacerlo sin ninguna presión o intervención.

De los problemas cruciales a que se enfrenta el amor, es precisamente esa libertad para elegir, si se ama o no, en ninguna manera debe estar condicionada, podríamos pensar, Dios puede crear maquinas perfectas, algo así como supercomputadoras con inteligencia artificial las cuales después de seguir muchos ordenes de algoritmos, darían como resultante la respuesta mecánica: “te amo”; pero esta respuesta no es más que una serie de consecuencias lógicas, que incluso un ser finito como los seres humanos podemos diseñar. No se necesita ser Dios para hacer cosas mecánicas carentes de voluntad propia, eso no es amor; incluso podríamos pensar en los animalitos como los perros, ellos deben tener algún instinto que los hace apegarse a nosotros, porque la dependencia que tienen de nosotros los seres humanos está condicionada al trato y alimento diario, pero no alcanzan a tener esa convivencia que tiene un ser pensante; están condicionados a sus instintos y como respuesta se dice que han sido domesticados, lo cual evita que nos agredan físicamente.  Así pues, DIOS CREO SERES PENSANTES, CON VOLUNTAD PROPIA, Y LES DIO LIBERTAD DE OBEDECER Y AMAR A DIOS CON TODAS SUS FUERZAS, CON TODA SU MENTE Y DE TODO SU CORAZON. Dios puede crear seres que le canten alabanzas, puede crear seres que le sirvan, le exalten, incluso, Dios puede forzar a alguien a adorarlo, y puede hacer que alguien le tema; pero no puede crear a un ser  que lo ame solo por el hecho de ser Dios. El amor debe nacer libre en una relación.

— El amor requiere libertad, la libertad lleva riesgo, y en el riesgo hay una responsabilidad moral. El riesgo es que se nos corresponda o no.

Pensemos en este joven que intenta obligar a una hermosa chica a amarlo; le muestra sus grandes músculos, le regalo joyas, se perfuma. Pero ella lo rechaza. Él le dice que si no le ama la forzara  a base de trato duro. Lo más seguro es que ella le tenga miedo. 1 Juan 4:18-19 “18En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 19Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero”

– Satanás comenzó la guerra allá en los cielos “perfecto eras en todos tus caminos”, pero corrompió su sabiduría a causa de su esplendor, era tan grande su belleza y resaltaba tanto su ser, que quiso ser semejante al Altísimo.

La guerra que comenzó no es como la que nos imaginamos: una guerra con rayos y centellas, armas y espadas; no, en realidad esa guerra era algo así como una guerra política; donde Lucifer comenzó a hablar con otros ángeles “la multitud de tus contrataciones”, diciéndoles que sería un dios mejor que Dios; si reino sería un reino mejor administrado que el Reino de Dios… Se veía tan perfecto que creyó ser semejante a Dios y quiso tomar el Trono de Dios.

Aquí tenemos un pequeño problema, definitivamente Dios quiso exterminar a Lucifer en cuanto se enteró de su rebelión, la cual Dios sabia antes de siquiera crear al “querubín protector”. Dios que es amor, en Su perfecta y soberana voluntad permitió esta rebelión, pues Dios tiene poder para sacar, por así decirlo, provecho de lo malo.

Isaías 50:19-21  “19Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios? 20Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. 21Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón”

Los hermanos de José tramaron mal contra él, y aunque pareciera que el daño que hacían a su hermano menor era imposible de superar; y los malvados hermanos de José se saldrían con la suya, Dios encamino esa mala acción para bien… Ten por seguro, amado hermano que, aunque aquel Lucero de la mañana, a quien de ahora en adelante llamaremos Satanás, se rebeló contra Dios trayendo consigo maldad y pecado, Dios encaminará todas esas malas intenciones para que lleguen a un buen final.

— Así pues, pensemos de esta manera, en el mundo de la política se acerca alguien al presidente del país, y lo acusa de llevar un gobierno corrupto, lleno de errores y fallas, e incluso, le muestra su carácter moral dudoso. De pronto, en el lapso de algunos días, aquel que le acusaba desaparece o lo encuentran muerto ¿en qué situación de fidelidad permanecerían los que conocen al presidente? ¿Lo seguirán apoyando o tendrían temor?

Deuteronomio 9:24-28  “24Rebeldes habéis sido a Jehová desde el día que yo os conozco. 25Me postré, pues, delante de Jehová; cuarenta días y cuarenta noches estuve postrado, porque Jehová dijo que os había de destruir. 26Y oré a Jehová, diciendo: Oh Señor Jehová, no destruyas a tu pueblo y a tu heredad que has redimido con tu grandeza, que sacaste de Egipto con mano poderosa. 27Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac y Jacob; no mires a la dureza de este pueblo, ni a su impiedad ni a su pecado, 28no sea que digan los de la tierra de donde nos sacaste: Por cuanto no pudo Jehová introducirlos en la tierra que les había prometido, o porque los aborrecía, los sacó para matarlos en el desierto”

Dios tiene poder para cambiar lo que en su conocimiento es mejor y es soberano para decidir, incluso sabemos que nada ocurre sin que EL lo permita. Pero también Dios tiene carácter moral, de forma que si ha de dar libertad para escoger a quienes le aman, ha tomado estas circunstancias para mostrar la grandeza de su reino.

Dios ha permitido el pecado, ha permitido la rebelión, para que aquellos que le aman puedan ver las consecuencias del otro reino y la decadencia que traería cualquier gobierno que no sea el del único y verdadero Dios.

Génesis 3:1-7 narra la destrucción que provoca el pecado, siendo el mismo Satanás quien induce a nuestros primeros padres al pecado, este muestra sus consecuencias destructivas causando discordia entre Caín y Abel. Génesis 6:5 “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” Dios en lugar de destruir la tierra, recomienza su plan divino en Noé y sus hijos. Génesis 19 narra como el pecado llega a límites tan grandes, a un desborde de maldad en aquellas ciudades de Sodoma y Gomorra.

En lugar de destruir todo el género humano, Dios permite que continúe la humanidad porque tiene un plan perfecto. El vivir en un mundo caído, aumente en el corazón el anhelo de paz y justicia de aquellos que viven en la tierra. Dios no destruye la maldad, sino permite que se desarrolle hasta su máximo, para que se pueda apreciar toda su destrucción.

Apocalipsis 18:4-5 “4Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; 5porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades”

— Cuando Lucifer decide rebelarse, está acusando a Dios de  regir en un reino que tiene algún tipo de falla y quiere tomar el trono que le pertenece a Dios. Quiere ser semejante al Altísimo. El problema de Lucifer es que quiere ser semejante a Dios, pero no en el carácter moral de Dios. Satanás está destruyendo la tierra, es quien siembra maldad.

San Mateo 13:24-30 “24Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; 25pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. 26Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. 27Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? 28Él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? 29Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. 30Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero”

— Es interesante ver, mientras nosotros estamos sufriendo todos los estragos del pecado aquí en la tierra, quizá Dios está sentado en su trono, mirando cómo se desarrollan todos los eventos; pero el carácter de Dios no es así.

San Juan 3:16-18 “16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”

Dios no se quedó inmutable, abandonándonos a nuestros sufrimientos, la Palabra de Dios habla de su intervención en Jesucristo.

Isaías 53:4-9 “4Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. 6Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. 7Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. 8Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. 9Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca”

Dios no se quedó mirando. Hebreos 2:14-18 “14Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, 15y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. 16Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. 17Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo. 18Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados”

Solamente una recomendación, la carta a los Hebreos dice: “por cuanto los hijos participaron de carne y sangre”. Es muy probable que ese hijo eres tú que estas sufriendo las terribles consecuencias del pecado, pecado del cual somos participes, pecado del cual nosotros fuimos no solo víctimas, sino que nos deleitábamos en él.

Jesucristo en su Cruz abrió una oportunidad para salir del reino del pecado, y pertenecer al reino de Justicia, en el cual gobierna el amor. Recuerda: DIOS ES AMOR.

VERDADERO HOMBRE, VERDADERA MUJER.

Tags

1 Reyes 2: 1-4.

v.1 “Llegaron los días en que David había de morir”

v.2 “Yo sigo el camino de todos en la tierra”

Job 14:5 “Ciertamente sus días esta determinados, y el número de sus meses está cerca de ti; le pusiste límites, de los cuales no pasará”

Dios ha fijado el número de nuestros días, estos llegarán, sea por medio  de enfermedad, vejez, o por cualquier otro.

En estos momentos David ya es un hombre moribundo, y en el v.10 ya es un hombre muerto; él lo reconoce y habla sin miedo “yo sigo el camino de todos en la tierra”. Y eso es la muerte, ‘un camino’; un pasaje a un lugar mejor… o peor.

Todos debemos caminar por ese camino “le pusiste límites, de los cuales no pasará”; no sabemos en qué momento, a qué edad, pero vamos a pasar por él. La pregunta es, ¿lo vamos a caminar con placer o con miedo? Todo depende a la manera como hemos respondido a las promesas de Dios. Hay promesas de Dios que son absolutas, de las cuales EL no espera respuesta de nosotros; pero hay otras que son condicionales y si espera una respuesta. Para aclarar un poco más, volvamos al David.

2 Samuel 7:12 “Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmare su reino” Promesa absoluta: El Mesías “procederá de tus entrañas” Sí o sí.

1 Reyes 2:4 “Si tus hijos guardaren mi camino, andando delante de mi verdad, de todo corazón y de toda su alma, jamás, dice, faltara varón en el trono de Israel” Promesa condicional: “si… guardaren, entonces”

Nuestro Señor Jesucristo es el cumplimiento de la promesa. San Mateo 1:1 “Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham” Y en Jesucristo hay promesas que esperan la respuesta de cada uno que quiera ser heredero del Trono Celestial. ¿Cuál es la exhortación para nosotros?

1 Reyes 2b “Esfuérzate, y se hombre” Por supuesto, ser hombres y mujeres de Dios, Y considerando la corrupción existente de nuestros días, y las tentaciones de Satanás, y las trampas de otros; eso requiere de mucho esfuerzo para no caer de desánimo.

La pregunta es, ¿Cómo ser hombres y mujeres verdaderos?

– 1 Pedro 2:1-2 “Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación”

Apártate de todo aquello que contamina, y desea como niño recién nacido la Palabra de Dios.

– 1 Reyes 2:3 “Guarda los precepto de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios”

– Salmos 119:11 “En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti”

¡Qué bueno! Hay quienes guardan la Palabra de Dios en sus cerebros, memorizando textos para utilizarlos cuando fuere tiempo; y eso está muy bien. Pero ahora nos pide para no pecar guárdalos en tu corazón. Guardarlos en el corazón es ser leales, es ser hacedores de la Palabra.

– Salmos 119:9 “¿Con que limpiara el joven su camino? Con guardar tu palabra”

Si ya hemos aceptado al Señor Jesús como nuestro Salvador personal y porque queremos ser herederos en el Reino de Dios y porque nuestros días se acortan, apartémonos de todo aquello que contamina el alma y el cuerpo, amemos la Palabra de Dios, guardémosla en el corazón “para que por ella crezcáis para salvación”

Dios te bendiga ricamente.

VERDADEROS CRISTIANOS.

Tags

,

Filipenses 3: 1-3.

Hechos 16:9-12 “9Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. 10Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio. 11Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia, y el día siguiente a Neápolis; 12y de allí a Filipos, que es la primera ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en aquella ciudad algunos días”

Un diccionario me indica que es por los años 49 DC. Teodosio ha dividido Macedonia en dos provincias; Filipos es la capital de Macedonia primera. Actualmente estaría dentro del territorio de Grecia.

Pablo llega a esta ciudad “v.10 dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio” Filipos se convierte así en la primera ciudad europea en escuchar el Evangelio de Jesucristo, salvos por la fe en Cristo. La primera persona convertida a es una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, más adelante ella y toda su familia son bautizados (Hechos 16:14-15), creándose así la primera iglesia cristiana en Europa. Mas adelante se convierte el carcelero y toda su familia (Hechos 16:33)

Como verán, hay mucho por lo cual Pablo ama a esta iglesia; él la llama, “Filipenses 4:1 hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía”. PERO, aunque es una iglesia fiel y floreciente, fue perturbada por algunos que se introdujeron y comenzaron a enseñar artículos contrarios a los del Evangelio de Cristo.

La primera exhortación que les hace es “Filipenses 3:1 Por lo demás, hermanos, gozaos en el Señor”. Esa misma exhortación es para nosotros hoy. ¿Alguna vez se ha sentido tentado abandonar a Cristo porque no haya respuesta a sus oraciones?

Problemas hay y siempre van a haber; el primer paso para superarlo es ‘nunca dejar de gozarse en el Señor’, porque EL y solo EL nos dará la victoria. Nehemías 8:10 “No os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza” Tenemos mucho porque gozarnos en Cristo: porque nos ha dado el perdón, la salvación, y la vida eterna, porque nos ha hecho hijos de Dios.

Filipenses 3:1 “… A mí no me es molesto el escribiros las mismas cosas, y para vosotros es seguro”

‘Disculpen por repetirles lo mismo, pero lo haré cuantas veces sea necesario, para que se entienda mejor y quede firmemente fijada en vuestra memoria, porque para ustedes, la iglesia, es seguro, o necesario’ Sabemos que Satanás siempre va a poner en nuestras cabezas la curiosidad desenfrenada de escuchar cosas nuevas. Nunca dejemos de gozarnos en Cristo. Lo escrito, la Palabra de Dios, es el mejor medio para evitar que gente malvada nos engañe; cuando la verdad es repetida y repetida, esta nos protegerá de caer.

El apóstol va a decirnos quienes somos y que debemos hacer los cristianos; paro antes hace un paréntesis, “Filipenses 3:2 Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores del cuerpo” En el corazón de Pablo, parece estar el pensamiento de Isaías 56:10-11 “10Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir. 11Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado” Perros tontos y comilones, ladran y muerden; enseñando lo opuesto a la fe en Cristo, su trabajo es malvado, destrozan la iglesia, la cortan en pedazos, la dividen.

¿Quiénes somos y que debemos hacer los cristianos?

Filipenses 3:3 “Porque nosotros somos la circuncisión, los que en espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne”

En oposición a las enseñanzas carnales del Antiguo Testamento; ‘adoramos y servimos a Dios en el Espíritu’. San Juan 4:24 “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que le adoren”

La circuncisión, según la ley del Antiguo Testamento, es la sombra de lo que será cuando estemos con Cristo. Con EL, la circuncisión es del corazón, esto es, quitar el cuerpo del pecado. Colosenses 2:11 “En EL también fuiste circuncidado con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo”

También nos dice: “Y nos gloriamos en Cristo Jesús” Ya lo dijo en el v.1 “Gozaos en el Señor”. De su sabiduría, de su fortaleza, de sus riquezas, de su justicia, de su gracia. No de donde vinimos o lo que hemos logrado.

“No teniendo confianza en la carne” Que soy hijo de una familia muy respetable e influyente; o que cumplo con todas las ordenanza de la ley civil, religiosa, legal, moral; o los títulos profesionales o propiedades logradas. NO, mi confianza solo en Cristo.

Dios te bendiga ricamente.

EL PUEBLO DE DIOS.

Tags

,

Salmos 24: 1-6.

Hay algunos conceptos que se están olvidando, nuestro Señor Jesucristo lo advirtió: San Mateo 24:12 “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” Hoy en día, la maldad está muy metida en todas las áreas, a tal punto que convivimos con ella y no nos damos cuenta de su presencia.

“El amor de muchos se enfriará” Una joven pareja se entrega mutuamente por amor, pasan los días, vienen las tempestades, se involucran con la mentira y los secretos entre ellos; el amor de alguno de ellos, o de ambos, comienza a enfriarse y terminan separándose; algunas veces luchan pero la relación queda completamente dañada.

La pregunta es, ¿ésta forma de vida, o de relación con Dios, se ha metido a la iglesia?

No la voy a contestar, para que usted mismo tenga la oportunidad de hacerlo. Solamente repasemos quién es Dios, quién es la iglesia, y cuáles son sus relaciones.

Salmos 24:1 “De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan”

Todo el globo terráqueo; tanto la tierra como el agua y el aire; y todo lo que en él hay, llámese bestias del campo o peces o aves; plantas, minerales; el mundo habitable racional e irracional; todo, todo, es propiedad de Dios. Pero Dios tiene una propiedad muy especial, y esa es la Iglesia.

Hoy usted y yo estamos aquí, pero dentro de poco tenemos que irnos, y muy bien sabemos que hay dos destinos que nos están esperando. ¿Quiénes irán al cielo? Decimos que la iglesia, pero ¿de qué iglesia estamos hablando, quiénes entrarán a ella? O como dice Salmos 24:3 “¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo?” Y estará listo para el cielo. Apocalipsis 2:17 “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré de comer del mana escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que la recibe”

¿Quién es la iglesia que entrará al cielo? Cristo mismo lo contesta: “La Iglesia que venciere”. ¿Es usted, soy yo? El salmista David tiene una forma muy particular de contestar:

Salmos 24:4,6 “4El limpio de manos y puro de corazón; el que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño. 6Tal es la generación de los que le buscan, de los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob”

– Ninguna mancha de injusticia adherida, nada que ofenda a Dios o a las personas; aún más; “y puro de corazón” Dios quiere que como somos por fuera seamos también por dentro. Por naturaleza el corazón es perverso; la mente y la conciencia están contaminados por el pecado y ninguna persona puede limpiarla; sólo la iglesia o la persona que ha confiado en la sangre del Señor Jesús para su limpieza total.

– Que no pone alma a las cosas vanas, como riquezas y honores personales. Ni ha dado falso testimonio contra alguien, no siendo honestos ni con Dios ni con las personas.

– Solo aquellos que buscan a Dios y se unen a otros y se congregan no solo para orar, también para mantenerse firme en amor a Dios.

Una Iglesia con tales características en la que vencerá.

Salmos 24:5 “El recibirá bendición de Jehová, y justicia del Dios de Salvación”

– “El recibirá” El futuro por el presente que estamos viviendo: bendición, justicia y salvación.

La primera y fundamental causa para que todo esto suceda, es el arrepentimiento; seguido por el estudio de la Palabra de Dios y el congregarse. El enfriamiento espiritual es el arma que utiliza el enemigo para destruir al creyente y por consecuencia destruir a la Iglesia.

Yo quiero ser “la iglesia que venciere”

Dios te bendiga ricamente.

PIDE, ORANDO CON FE.

Tags

,

Predicado por Joel Barajas.

San Marcos 11:24 “Por tanto, os digo que todo lo que pidieres orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”

Para nosotros, los que hemos recibido al Señor Jesús como Salvador, nos es fácil pensar que todo hijo de Dios sabe orar, y de hecho, creemos que se postra de rodillas todas las mañanas para agradecer a Dios por el comienzo del día, y para suplicar a Dios por cada una de sus necesidades.

NOS RESULTARIA SORPRENDENTE SABER QUE NO ES ASI, estamos tan acostumbrados a recibir cada mañana con sus beneficios, tales como el sol, el aire, etc.; que cuando el día no es como nos gustaría, en lugar de orar, nos quejamos, si está muy caliente o frio, nublado o soleado.

El orden bíblico habla primero de tener fe en Dios. San Marcos 11:22, pero como algunos dan por cierto que Dios está a su servicio, comenzamos a pedir.

Pedir no es difícil para muchos, de hecho, les resulta cómodo, el Señor Jesús nos dice que al que pide se le dará. San Mateo 7:7 “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá” Esto no quiere decir que el que no trabaja pida comida y todos los beneficios del que si trabaja, o que el que está en la cárcel pida libertad.

Más aun, un hijo puede pedir a sus padres un auto último modelo, ¿Habrá que dárselo? O que pida no ser obligado a ir a la escuela. Porque si de acuerdo con la Palabra de Dios ‘al que pide se le dará’… ¡Que caos!

Para comenzar, pedir no significa exigir. Entender que lo que se está solicitando no es nuestro, no está en nuestra posición. En este caso, pedir es una súplica, un ruego, una convicción de algo que nos es necesario y no nos es fácil obtener y quizás, ni siquiera lo merecemos, lo que significa que pedir con convicción no significa que lo obtendrá; hacen falta más elementos y uno de ellos es saber pedir.

No puedo exigir, si puedo pedir, pero debo hacerlo con humildad, con sencillez, reconociendo que no es una obligación del dador otorgarlo, sino que está en su bondad el concederlo.

– Pedir en el nombre del Señor Jesús. San Juan 14:13 “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo”

– Pedir con limpieza de corazón, siguiendo el ejemplo del Señor Jesús, quien en su vida como hombre pidió con humildad a Dios Padre.

– Pedir orando con fe. Primero, fe es creer en Dios, en Su eterno poder, Su amor y benignidad. Resulta imposible pedir a quien no conocemos. Hebreos 11:6 “Pero si fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”

– Orar pidiendo que nuestra oración sea acorde con la voluntad de Dios. San Juan 5:14-15 “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que ÉL nos oye en cualquier cosa que pedimos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho” Y la única manera de conocer la voluntad de Dios es a través de Su Palabra. El Señor Jesús fue lo primero que dijo e hizo.

San Marcos 14:35-36 “Yéndose un poco más adelante, se postro en tierra, y oró que si fuese posible, pasase de él aquella hora. Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mi esta copa; mas no lo que yo quiero, sino la que tú”

Cuando el Señor Jesús dice “tener fe en Dios, se refiere a creer que EL tiene todas las cosas en control, incluso las malas.

Si conocemos la voluntad de Dios, entonces podemos pedir, y lo que pidamos nos será otorgado porque está en su voluntad. La única manera de saberlo es leyendo Su Palabra y estar en santidad para ser guiados por Su Espíritu.

El último requisito para estar en la voluntad de Dios es perdonar si queremos ser escuchados, se nos ordena que no haya enojo en nuestras vidas, que no haya rencor ni resentimiento; porque no podemos pedir cuando deseamos mal a alguien, o no queremos quitar la carga de otros. Entonces, para pedir es necesario perdonar.

San Mateo 6:9-12 “Vosotros, pues, orareis así: Padre nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, no como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día. Dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”

 

LA ESPOSA DE PILATO.

Tags

,

San Mateo 27: 15-23.

Hay un personaje de quien nunca hablamos o hablamos muy poco: la esposa de Pilato; mas ella tiene mucho que enseñarnos.

Recordemos, ella es la esposa de un personaje muy importante en la política de su país. Ambos, siempre van a tratar de agradar al pueblo, pero al mismo tiempo conservar los intereses que dicho trabajo les concede.

Este pasaje de las Escrituras está narrando un acontecimiento muy importante, donde la propia convicción no importa; el esposo tiene decidir la muerte de una persona; o Jesús, o Barrabas.

San Mateo 27:15 “Ahora bien, en el día de la fiesta acostumbraba el gobernador soltar al pueblo un preso, el que quisiesen”

Pésima costumbre, ¿verdad? Se sigue practicando hasta hoy, aunque con ciertas modificaciones. Es una obstrucción a la justicia, un estímulo a la maldad. Es lo que sucedió.

San Lucas 23:19 “(Barrabás) había sido echado en la cárcel por sedición (traidor a la patria) en la ciudad, y por un homicidio” San Juan 18:40 “Y Barrabas era ladrón”

San Mateo 27:18 “Porque sabía que (Jesús) por envidia le habían entregado”

Tres crímenes enormes de los cuales Barrabás era culpable de los tres. Jesús por envidia, no por culpa alguna. ¿Había hecho algún mal contra Dios?, NO. ¿Había hecho algún mal contra el gobierno?, NO. ¿Había hecho algún mal contra la paz pública?, NO. Jesús fue entregado para satisfacer el pecado de otros.

Todo esto lo sabía Pilato, sin embargo, la noche anterior dio un grupo de soldados a los principales sacerdotes para prender a Jesús; este día, se levantó muy temprano para ir a la corte. El sabia de la inocencia de Jesús, no tenía por qué presentarlo al pueblo, podía liberarlo; su convicción versus sus intereses.

Pilato está a punto de cometer un gravísimo pecado. En ese preciso momento entra en acción su esposa.

San Mateo 27:19 “Y estando él sentado en el tribunal, su mujer le mandó decir: No tengas nada que ver con ese justo; porque hoy he padecido mucho en sueños por causa de él”

-“No tengas nada que ver con ese justo” Está llamando Justo al Señor Jesús. Entiendo que el mensaje de Cristo de alguna manera ha tocado a esta dama; sabe que su esposo se estará condenando, si condena a Jesús. Ella teme esto para su esposo, para su familia. No está dispuesta a esperar qué pasará. Actúa inmediatamente, no importa si le llaman la atención por meterse en asuntos que no son de su incumbencia.

Ella ha pasado una noche muy terrible y no quiere ese terror para su familia. Se apresura a detener la mano de su esposo, no va a esperar que el regrese del trabajo. Es evidente el amor de esta dama por su esposo y por su familia.

Dios convierte a una persona de la familia para que éste sea su mensajero para con los demás. Si tú eres esa persona, Dios quiere que tú seas Su predicador en tu familia. Eso fue la esposa de Pilato.

Tú, o tu hija, o tu hermano, o tu madre, o algún otro pariente amoroso; esforzándose para conducir a Cristo al resto de la familia. Dios nos quiere usar allí donde el predicador no es escuchado; quiere que proclamemos el Evangelio con nuestra boca y con nuestra vida, allí donde la Biblia no es leída. Dios nos ha hecho predicadores para nuestro hogar; estemos atentos para aprovechar el momento para reprimir al pecado y proclamar la santidad. Mientras haya espacio para el arrepentimiento, démonos prisa.

Lamentablemente la advertencia a Pilato fue en vano. Multitud de personas se van al infierno porque no tienen el valor de luchar para abrirse camino hacia el cielo. Prefieren perderse para siempre antes de perder la amistad de ‘sus amigos y simpatizantes’

Pero nosotros no dejemos de orar y actuar para la salvación de nuestras familias.

Dios te bendiga ricamente.

A FIN DE QUE PONGAN EN DIOS SU CONFIANZA.

Tags

,

Salmos 78: 1-8.

Es muy bueno enseñar a nuestros hijos reglas de conducta, ciencias, artes, deportes, de la libertad y la propiedad; pero de mayor importancia es que ellos aprendan a alabar a Dios, que aprendan de sus obras maravillosas que siempre hizo, hace y hará. Lo digo porque siento que nuestras sociedades, por todo sitio, se están perdiendo.

El Salmo 78 es un Masquil de Asaf ¿y qué significa eso?

Masquil es un término hebreo que significa ‘Instrucción’. Aquellos que la entienden y aplican a sus vidas, reciben el nombre de ‘masquilim’, que significa sabios o entendidos. Asaf, era el ministro de música en los días del rey David, y era de su responsabilidad adiestrar a los jóvenes “a fin de que pongan en Dios su confianza”

Salmos 78:1 “Escucha, pueblo mío, mi ley; inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca”

Observemos que a las instrucciones que va a dar en este cántico, Asaf las llama ‘mi ley’, y se las está entregando al ‘pueblo mío’; a aquellos que en todo el mundo son los únicos que tienen las palabras del único Dios verdadero; pero que al mismo tiempo, son los más tercos y rebeldes y son los que caminan en caminos realmente opuestos a la voluntad de Dios. Lo que me hace pensar que conocer la Palabra de Dios y hablarla a nuestros hijos y a cuantos nos rodean, no es suficiente. Romanos 1:21 “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”

El desarrollo espiritual de nuestros hijos y el papel de nosotros como padres, deben ser nuestra preocupación.

Salmos 78:2-3 “Hablare cosas escondidas desde tiempos antiguos, las cuales hemos oído y entendido; que nuestros padres nos las contaron”

Si son cosas que hemos oído y entendido, las cuales nuestros padres nos las contaron (y es un mandamiento hacer esto),  ¿Por qué son ‘cosas escondidas’? ¿Dónde está el error?

Deuteronomio 11:19 “Y las enseñareis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes en el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes”

Si es lo que hicieron nuestros padres y si es lo que estamos haciendo nosotros, ¿Por qué mi generación se está perdiendo? Y ¿Qué va a ser de nuestros hijos?

A los padres, Dios nos ha dado la responsabilidad de transmitir a nuestros hijos, Su Ley y esas preciosas historias de Su Amor hacia cada uno de nosotros. A nuestros niños y jóvenes les encanta escucharlas. ¿Cómo es que rescato a su pueblo de Egipto, cómo les dio de comer en el desierto,  cómo Cristo sano a muchos enfermos y dio alimentos a muchos miles de personas? Son preciosas historias.

Lo triste es que estas historias se las transmitimos a nuestros hijos, solo como eso, ‘preciosas historias’; y el impacto espiritual se ha perdido.

Los hijos aprenden de lo que ven en nuestras vidas, no solo de lo que habla nuestra boca. ¿Qué están viendo ellos de nuestro hogar? Lo mejor que podemos hacer es comenzar a caminar con Dios. Deuteronomio 4:9 “Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñaras a tus hijos, y a los hijos de tus hijos”

Dado a que tenemos esa responsabilidad de transmitir a nuestros hijos, lo poderoso y maravilloso que es Dios, nuestra misión es demostrarles con nuestras propias vidas lo que EL ha hecho en cada uno de nosotros; decirles como Dios nos rescató.

Salmos 78:7 “A fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios”

Las verdades de Dios tenemos que transmitirlas por medio de nuestras vidas; y esas preciosas historias de la Biblia inspiraran a nuestros muchachos a apartarse de lo que no es bueno y a buscar su salvación y a obedecerle guardando sus mandamientos.

Es muy importante que nuestros hijos guarden las instrucciones de Dios, pero el papel primordial de nosotros los padres, es que nosotros las guardemos primero y seamos ejemplo de lo que queremos transmitir.

Dios te bendiga ricamente.