Tags

,

Salmos 128: 1-4.

V.1 “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos”

V.4 “He aquí que así será bendecido el hombre que teme a Jehová”

Cuando el temor a Dios es el principal dominante en nuestros corazones, la Palabra del Señor nos está diciendo que así, y sólo así, seremos bienaventurados, bendecidos; personas verdaderamente felices. De cualquier cultura, educación, pobreza o riqueza; si usted anda en los caminos de Dios, dice el V.2 “Bienaventurado serás y te irá bien” Te ira bien mientras vivas, pero lo mejor de todo, te ira bien para la eternidad. Por supuesto que siempre habrá batallas que superar, pero bienaventurado serás y te irá bien.

V.3a “Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa”

Tu mujer: la esposa, la mamá. Es muy interesante que este pasaje de las Escrituras compare a esta dama con “una vid que lleva fruto”; no con una enredadera que solo sirve de adorno… antes de destacar algunos de los aspectos importantes de esta SEÑORA, quiero dejarles una pregunta, ¿Qué tan temeroso es usted de Dios? Porque uno de los resultados de andar en los caminos de Dios, es que EL nos bendecirá con una dama excelente: una novia, una esposa, una mamá.

La vid es un árbol realmente bello, pero también débil y tierno que a menudo necesita de un apoyo; le construimos, a sus lados, columnas que serán su casa, se adhiere a ellos y corre y da frutos muy agradables. ¡Que hermosa expresión de Dios para resaltar a esta dama, esposa y muchas veces mamá! Es una persona dulce y tierna, pero al mismo tiempo equipado con la fuerza humana más poderosa, capaz de soportar todo, toda la casa está llena de su amor, trae bendiciones para su familia.

Algo más de la vid, es el único árbol que puede ser plantado dentro de la casa, al crecer sale por un agujero o por alguna ventana en busca de sol y aire, pero la raíz queda dentro de la casa. Así es mamá, mujer virtuosa, su raíz está dentro de la casa, no se aleja y si tiene que salir es para traer bendiciones al hogar.

“Así será bendecido el hombre que teme a Dios” Un hogar así es solo una bendición de Dios, puedo afirmar que un hogar feliz es aquel que se construye en el cielo. Algunas veces Dios ha optado no darles hijos, pero igual, son una bendición, pero si los tienen V.3b “Tus hijos como planta de olivo alrededor de tu mesa”

Una planta de olivo siempre esta erguido, sus hojas no caen nunca, ni en tiempos de gran calor ni en tiempos de grandes tempestades; y si es presionado fuertemente brota aceite. Su aceite siempre está por encima de cualquier otro líquido, nunca se mezcla con ellos; así “tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa”. Gracias Dios, gracias mamá.

Proverbios 19:14 “La casa y las riquezas son herencia de los padres; mas de Jehová la mujer prudente”

¡Señoritas, honren a Dios y a sus padres para que cuando sean madres sean un regalo de Dios para el futuro esposo e hijos que Dios quiera darles!

¡Señoritos, honren a Dios y a sus padres para que Dios les conceda como herencia una esposa prudente, mamá de los hijos que Dios quiera darles!

Sus padres pueden dejarles muchas riquezas terrenas, pero es de Dios darles una ayuda idónea.

¡Feliz Día, mamás!

Advertisements